Voltímetro

En el universo de la electrónica existen una gran cantidad de herramientas y artículos de trabajo que no solo facilitan la labor sino que también la garantizan. Algunos de estos instrumentos son más complejos que otros, pero en su mayoría tienen funciones indispensables para detectar o determinar fallas eléctricas y mejorarlas.

Entre todo el catálogo de herramientas para los electricistas se encuentra una que además de ser muy utilizada, es básica e importante. Estamos hablando del Voltímetro, el cual no solo es útil sino que también cuenta con varios tipos, para realizar distintas funciones, que aportan ventajas, con una gran historia detrás que lo hace mucho más interesante, por lo que debes conocer cada detalle.

¿Qué es un Voltímetro?

El Voltímetro es una herramienta, dispositivo o instrumento que ayuda al técnico para poder medir la diferencia de tensión con la que cuentan dos puntos de un circuito eléctrico. Esta herramienta, logra definir exactamente el voltaje o los voltios de dicho circuito, de una forma exacta.

Así que, básicamente, el Voltímetro es una resistencia eléctrica elevada convertida en un aparato cómodo y exacto. Aunque muchas personas se confunden al saber que es un Voltímetro y que es un Multimetro, de allí se generan dudas tales como: ¿Se trata del mismo implemento?, ¿Cómo se diferencian? O ¿Cuál es mejor? Como esta duda es muy común, desde ya debes saber que el Voltímetro puede hallarse en una herramienta independiente o también dentro de un Multimetro, conocido también como tester.

Esto quiere decir, que el Voltímetro solo se encarga de una función, ya mencionada anteriormente. Pero el Multimetro, además de poseer la función de medir el voltaje entre dos puntos de un circuito eléctrico, también cuenta con otras funciones utilizadas por los técnicos para definir otros problemas o dificultades eléctricas.

Por lo que concentrándonos en el Voltímetro, es de gran utilidad sin importar si se encuentra de una forma independiente o multifacética.

Historia del Instrumento

Como toda herramienta de trabajo, el Voltímetro posee una historia que nos deja claro sus inicios en el mundo electrónico. Principalmente, sus inicios se deben al reconocido Hans Christian Oersted un físico danés que en el año 1820 descubrió que en un alambre la corriente eléctrica permitía que se produjera en su alrededor un campo magnético.

En ese mismo año, se creó un amperímetro para medir la corriente y fue utilizado por Andrè Ampère, esta herramienta era lo mismo que un Voltímetro pero con la diferencia de que era sensible y poco resistente.

Desde allí la mayoría de estos dispositivos tenían los indicadores incrustados en las bobinas en movimiento. Sin embargo, desde el año 1882 Jacques-Arsene d`Arsonval un físico francés, desarrolló la capacidad de movimiento en los Voltímetros. Por lo que estas herramientas modernas pueden llegar a medir 20.000 voltios.

¿Cómo funciona un Voltímetro?

Los componentes internos del Voltímetro permiten que se identifiquen las diferentes señales eléctricas proporcionadas por dos puntos. Por medio de ecuaciones matemáticas que están codificadas se traducen los parámetros de voltaje y resistencia.

En el momento de medir dicho voltaje, se hace uso de sus dos cables. Uno de ellos se conecta en el punto positivo del circuito eléctrico y el otro se conecta en el extremo negativo del respectivo circuito.

Posteriormente, se utiliza el botón de medidor de voltaje y luego de una breve espera, el Voltímetro utilizando la resistencia y los generadores de señales, transmite en la pantalla el resultado.

Es interesante que el Voltímetro, a través de los años, no solo señala si hay voltaje sino que con los diferentes cambios innovadores, también permite saber por medio de la pantalla cuánto voltaje posee, de forma exacta y precisa para un trabajo más eficiente.

¿Para qué sirve un Voltímetro?

Los usos que se le pueden dar a un Voltímetro pueden variar, dependiendo del tipo de tarea que se está efectuando y el resultado que se busque.

Por ejemplo, el uso común de esta ingeniosa herramienta es probar el voltaje que posee un circuito. En el caso de aquellos técnicos que reparan diferentes tipos de electrodomésticos, les sirve para probar el voltaje de un aparato antes de repararlo, durante la reparación y al terminar el chequeo. Así, se garantiza un trabajo efectivo y exitoso.

Por otro lado, los técnicos también lo utilizan para determinar con precisión la cantidad de voltaje que poseen diferentes tipos de puntos.

En muchos casos, con un Voltímetro se determina si cierto circuito sencillamente no posee voltaje o si hay más voltaje del que está permitido en un punto. Así que, básicamente el Voltímetro sirve como un aliado del técnico electricista para examinar los circuitos, determinar el voltaje y descubrir fallas.

Tipos de Voltímetro

A pesar de que el voltímetro sirve para usos específicos, con el tiempo se han creado diferentes tipos, con el objetivo de que el usuario compre o trabaje con el que más le convenga, según su tipo de labor.

Por otro lado, aunque los voltímetros se traducen en dos tipos, a saber, analógicos y digitales, en su interior poseen diversas programaciones para realizar distintas mediciones, por lo que podemos destacar algunos más.

  • Voltímetros analógicos.

Este por medio de fuerzas internas mide el voltaje por medio de un sistema de agujas en escala. Esta clase de dispositivo es básico pero de igual forma muy efectivo.

  • Voltímetros digitales.

En este caso nos referimos a la misma herramienta pero con la ligera diferencia de que la interpretación o medición del voltaje se transmite con resultados numéricos a través de una pantalla, empleando una tecnología más innovadora.

  • Voltímetros electromecánicos.

La diferencia de esta herramienta contiene en su mecanismo interno un Galvanómetro. Este detalle hace que la medición de los voltios se realice en corriente continua y alterna.

  • Voltímetros vectoriales.

Este tipo de Voltímetro es uno de los menos conocidos en el mercado y más raros de esta industria, ya que se encarga de trabajar con la ayuda de las ondas que se producen por medio de un microondas.

  • Voltímetros de corriente continua.

El mismo se dedica solo al trabajo de circuitos que no presentan variaciones en la corriente lineal.

  • Voltímetros de corriente alterna.

Tal como lo dice su nombre, en este caso el dispositivo se encarga de medir el voltaje solo en circuitos que presentan variación en la corriente lineal, es decir que es alterna.

  • Voltímetros de corriente dual.

Con respecto a este tipo de Voltímetro, se puede utilizar con los dos tipos de corriente lineal, tanto la continua como la alterna, esto sin presentar ningún problema.

  • Voltímetro de bobina en movimiento.

Este dispositivo tiene la capacidad de generar un movimiento giratorio en la bobina, impulsando de esta forma la aguja para que logre moverse en la escala. Es decir que, su funcionamiento está basado en la señal generada en un campo magnético interno.

  • Voltímetro de hierro en movimiento.

En este caso, la bobina es reemplazada por un pedazo de hierro, este genera un movimiento que permite desplazarse tanto por la fuerza de atracción como por las de repulsión que se encuentran de forma interna.

  • Voltímetro rectificador.

Este mide la tensión rectificada encontrada en cualquier tipo de corriente. Dicha tensión es generada por un dispositivo, y este es conocido como rectificador.

Analógico VS Digital

Como ya mencionamos, a nivel mundial, los Voltímetros se clasifican básicamente por los dos tipos conocidos como analógicos y digitales, independientemente de la clase de dispositivo que se elija. Ante estas dos opciones, muchos se preguntan, cuál de los dos resulta más útil, más duradero o más efectivo.

La realidad para esto es que ambos representan una herramienta bastante útil, independientemente del trabajo que vayas a realizar.

Recuerda que un Voltímetro se concentra en definir el voltaje de forma exacta, así que tanto un dispositivo analógico como uno digital te dará el resultado que desees tan solo si lo utilizas de manera correcta.

Ahora, si hablamos de algún tipo de diferencia, definitivamente las vamos a encontrar. Ya que si un usuario desea una herramienta de este tipo que sea más económica, menos delicada y con más duración, definitivamente se recomiendo optar por un Voltímetro analógico.

Esto es debido a que este tipo de herramienta, no posee una tecnología tan innovadora por lo que en el mercado cuenta con un precio accesible, además su material es más resistente y menos delicado.

Sin embargo, en el caso del técnico que desee un dispositivo de trabajo que transmita en la pantalla todos los detalles de forma clara, tenga botones para diferentes funciones y sea completamente innovador, es recomendable en su caso el Voltímetro Digital.

Aun así en cualquiera de los casos, elegir entre un Voltímetro digital o analógico depende completamente de las necesidades, gustos, ambiciones y presupuestos del técnico. Quien al final tendrá una herramienta que le facilitará el trabajo.

Características de un Voltímetro

  • La abreviatura que distingue a un Voltímetro de cualquier otro dispositivo parecido es su abreviatura, la cual es “V” y la podrás notar fácilmente.
  • Hay algunos diseñados de este aparato para escalas industriales e intervalos pequeños.
  • Un Voltímetro puede encontrarse fácilmente en un solo aparato o venir incluido en un Multìmetro para mayor alcance.
  • Los voltímetros deben ser instalados en serie no en paralelo, sin importar la corriente que esté fluyendo.

Partes de un Voltímetro

  • El terminal o cable de extremo positivo que normalmente es de color rojo.
  • El terminal o cable de extremo negativo que casi siempre es de color negro.
  • El terminal de resultados o pantalla en donde se puede ver la medición hecha por el dispositivo.

Por lo que siempre en un voltímetro encontraremos estos tres pares.

Importancia del Voltímetro

La importancia de un Voltímetro es evidente, esto lo decimos porque esta herramienta le permite al técnico o usuario conocer el potencial de un circuito eléctrico. También permite crear prevención en caso de que se vaya a manipular algún tipo de circuito que esté descontrolado, o en su defecto, dañado.

Por otro lado, la rapidez y efectividad del trabajo de un técnico se vuelve un asunto de poca importancia ya que con este aparato se logra terminar a tiempo la medición y análisis de varios puntos eléctricos.

Precio de los Voltímetros

Decir el precio exacto de un Voltímetro es un asunto que resulta un tanto difícil. Esto se debe principalmente a que, hay diferente tiendas ya sea online o físicas que varían de forma notable en lo que respecta al costo, sin dejar de mencionar las distintas marcas que existen.

Pero si quieres tener una idea estándar de cuánto dinero necesitas para comprar un voltímetro, con eso si te podemos ayudar. Por ejemplo, los Voltímetros analógicos se pueden conseguir en precios razonables desde 7$ hasta 15$. Sin embargo, si la marca es reconocida y se destaca por ser de muy buena calidad, puedes encontrar Voltímetros analógicos hasta en 70$.

Así mismo, si tu deseo es comprar un Voltímetro digital, puedes encontrar algunos económicos que rondan entre 10$ hasta 25$. Y en caso de querer optar por marcas de calidad puedes encontrarlo hasta en 80$.

De allí, todo dependerá del presupuesto del comprador y sus gustos.

Ventajas del Voltímetro

  • Determinar el voltaje de un circuito eléctrico.
  • Realizar medidas preventivas ante una falla eléctrica.
  • Saber qué solución buscar ante una falla de voltaje.
  • Obtener rendimiento en el trabajo.
  • Ser más efectivo a la hora de dar un diagnóstico y trabajar en él.
  • Protege al técnico de los efectos físicos a los que se expone con un alto voltaje.

Desventajas del Voltímetro

Es difícil enumerar las posibles desventajas de un dispositivo tan útil y efectivo a la hora de determinar el voltaje. Pero podemos hallar algunos detalles menos favorables en caso de que seamos nosotros los que no utilicemos la herramienta de forma eficaz.

  • Por ejemplo, si compramos un Voltímetro de poca calidad, puede que no dure tanto tiempo.
  • Por otro lado, si exponemos la herramienta a golpes bruscos puede que no resista mucho, sobre todo si es digital ya que es un instrumento delicado.
  • Además por existir tantos tipos de Voltímetros, debemos asegurarnos que sea el indicado para realizar el trabajo que deseemos, ya que de otro modo podemos dañarlo.

Consejos para utilizar un Voltímetro

  • Siempre leer el manual del fabricante.
  • Si es primera vez que lo utilizarás, infórmate primero de como se hace.
  • Si el Voltímetro se encuentra incluido en un Multímetro, configúralo de tal modo que esté listo para trabajar cuando lo requieras.
  • Pruébalo con un circuito electrónico de baja intensidad, como por ejemplo, una batería casera para evitar daños.
  • Siempre elige un voltaje mayor al que pretendes probar.
  • Introduce y sostén de forma correcta los cables, si no lo haces de la manera correcta puedes dañar el dispositivo o crear alguna chispa.

¿Cómo mantener en buen estado el instrumento?

A pesar de que la mayoría de los Voltímetros se crearon con un material muy apropiado, para efectuar bien el tipo de trabajo para el que sirven, siempre es bueno saber qué hacer para conservarlo y mantener en buen estado dicha herramienta.

  • Asegúrate de no permitir que el dispositivo lleve golpes o caídas bruscas.
  • Cumple con todas las recomendaciones que se especifican en el manual.
  • Mantenlo en un estuche cuando no lo estés usando.
  • Cada vez que termines de trabajar, asegúrate de que este limpio y seco.
  • No jalonees los cables de forma brusca y envuélvelos bien al guardarlos.
  • Toma las precauciones necesarias a la hora de utilizarlo, por ejemplo, no lo sometas a un voltaje que sea mayor a su capacidad.
  • No lo dejes llevando sol, ni tampoco bajo la lluvia.
  • De vez en cuanto hazle mantenimiento y asegúrate de que esté trabajando correctamente.

Marcas de Voltímetros reconocidas

  • Postrer.
  • Tackfile.
  • Fkant Professional.
  • JZK.
  • Topelek.
  • Inlife.
  • Janisa.

Hay muchísimas marcas de herramientas para trabajos electrónicos, pero hay unas más reconocidas que otras, por lo que estas son las más famosas.

Lo mejor de elegir algunas de estas marcas es que te garantizarán durabilidad y un trabajo técnico por demás efectivo.

Curiosidades de los Voltímetros

  • Existen voltímetros de uso simple y de uso industrial. Esto se debe a las diferencias de voltaje que se hallan en diferentes circuitos eléctricos y el tipo de trabajo que se vaya a efectuar. Mientras que un Voltímetro de trabajo simple realiza su labor satisfactoriamente en trabajos rutinarios, los Voltímetros industriales se manejan fácilmente en circuitos eléctricos potentes en donde el trabajo es de larga trayectoria.
  • Cualquier persona no puede manejar de la mejor manera uno de estos dispositivos. Esto pareciera contradictorio debido a que esta herramienta se considera una de las más simples del campo eléctrico. Sin embargo, si no tienes la más mínima idea de lo que vas a hacer al medir el voltaje, es posible que no entiendas el resultado o lo que es peor no utilices satisfactoriamente los extremos de carga positivos y negativos. Así que, para poderlo manejar con éxito hay que tener al menos un poco de conocimiento y experiencia en el asunto.
  • Utilizar un Voltímetro puede poner en riesgo la seguridad física. A este respecto volvemos al punto anterior en donde mencionamos que esta herramienta es simple y básica. Pero lo que muchos no saben es que, al medir el voltaje nos enfrentamos a un asunto serio y este puede presentar complicaciones. Con esto nos referimos a que si hay un voltaje alto y no lo hemos percibido podemos crear una enorme chispa si no tomamos las previsiones necesarias. Por ello, se recomienda tener cuidado al utilizar el Voltímetro y deberíamos desalojar el lugar de niños y mascotas.
  • Los Voltímetros necesitan chequeo habitual debido a que pueden descontrolarse o dar resultados erróneos. Esto no es ningún secreto para los técnicos, sin embargo, es un problema que suele llegar de forma repentina. Esto es aun más cierto en el caso de los dispositivos digitales que suelen perder el control, han llevado un golpe o han sido sometidos a un ambiente desfavorable. Así que, el usuario debe hacer siempre pruebas para asegurarse de que el dispositivo esté funcionando correctamente.
  • La marca del Voltímetro no tiene que ver con la veracidad de medición. Esta es una verdad que no está difundida de forma eficiente, ya que muchas personas piensan que si la herramienta es de alguna marca reconocida da resultados verídicos, pero si es de una marca poco reconocida el resultado del voltaje es dudoso. Esto no es para nada cierto, pues la resistencia y mecanismos con los que cuenta este artículo de trabajo son los mismos, sin importar la marca. Lo que si cambia es la durabilidad del producto dependiendo de su calidad.

Principio de un Voltímetro

Como toda herramienta, el Voltímetro goza de un principio que hace más obvio y práctico su uso. Este principio tiene que ver con que la herramienta en cuestión debe estar conectada de forma paralela. ¿Por qué? Porque dicha conexión paralela es utilizada para que el Voltímetro tenga un valor de resistencia alto, tal y como fue construido.

Así, al tener una resistencia de tan alto valor conectada de forma serial el resultado del flujo de corriente es casi cero, dando a entender que el circuito se encuentra abierto.

De igual forma, la carga que hay entre la carga y el Voltímetro llega a ser casi igual, debido a que el voltaje en el circuito paralelo es el mismo.

El Voltímetro: Algo más que una herramienta

Si es el caso de que eres un experto en electricidad o en su defecto eres principiante, de seguro ya debes saber que el Voltímetro no solo se clasifica como una herramienta más para los técnicos. Más bien, llega a significar un instrumento laboral de gran envergadura, que proporciona rapidez y efectividad innegables y que además de todo puede lograr detectar una falla fatal en el sistema eléctrico.

Así que, contar con un Voltímetro independiente o anexado a un Multìmetro, puede salvar la vida laboral de un técnico, detectar problemas en los circuitos con tiempo y solucionar problemas de fallas de voltaje. Todo lo anterior no se lograría sin la existencia de esta invaluable herramienta que sigue innovando cada año, con modelos y rendimiento completamente tecnológicos pero de aspecto convencional.

Otras mediciones que se pueden hacer: