Radiación y Radioactividad: Todo lo que tienes que saber

La Radiación es la propagación de la energía que puede ser en forma de ondas de tipo electromagnéticas, siendo una energía que puede tener un amplio campo de influencia, por lo cual se extiende a gran velocidad y con la particularidad de que podría ser de tipo natural o creada por el hombre, bien se trate de tipo ionizante como es el caso de los rayos gamma, o simplemente no ionizante como pasa con las ondas emitidas en los teléfonos celulares. A continuación se describe todo sobre la radiación y la radioactividad.

radiación

Introducción

La Radiación es un tema interesante además de importante, pues dentro del desarrollo de la vida cotidiana de los seres humanos, se encuentran expuestos a su influencia, bien sea por energías de tipo no ionizantes que están generalmente presentes en luces, microondas, señales de radio o de teléfonos celulares.

Al igual que en otros casos, bajo los efectos de radiaciones ionizantes, que son producto de la energía originada por rayos gamma, rayos X o simplemente por algunos tipos de radiaciones ultravioleta.

La radiación que se produce por medio de fuentes de tipo natural, siendo proveniente de los minerales presentes en la tierra, influye de igual manera sobre el organismo tanto de los seres humanos como los seres vivientes en general.

radiación

Está presente también en el espacio al igual que en el sol y otras estrellas, sin embargo, el hombre es creador de radiación, a partir del aprovechamiento de minerales como es el caso por ejemplo del cobalto 60, que es la radiación mediante rayos gamma.

El hombre es creador de igual manera de los rayos X, ampliamente empleados dentro del campo de la medicina y de muchos otros tipos de artefactos, cuyo funcionamiento ocasiona la presencia de radiación.

En el peor de los casos, tenemos la radiación que es empleada como arma bélica, en contra de los propios seres humanos; donde luego de explotar lo que se conoce como una bomba sucia, deja efectos radiactivos, que son adquiridos por las personas, al entrar en contacto con su campo de acción.

Por esto y muchos elementos más, es importante conocer qué es la radiación y cuáles son las consecuencias de su presencia en el planeta, donde se desenvuelven todos los seres humanos al igual que muchas otras especies, cuya salud se encuentra amenazada, ante las consecuencias de los efectos de la radiación sobre su organismo, si esto no es controlado adecuadamente.

radiación

¿Qué es la Radiación?

La radiación es la exposición a la influencia de emanaciones de tipo térmico, luminosas, magnéticas o de cualquier otra índole, que tengan energía y se propaguen a través del espacio.

Esta energía se propaga en forma de una onda expansiva electromagnética, que es peligrosa en función de cuál sea su origen. Por ejemplo, el sol produce una radiación de luz y calor que si se controla su exposición no ocasiona daño al cuerpo del ser humano, esto no se da de igual manera cuando alguien está expuesto a la influencia por ejemplo de los rayos gamma.

Tipos de Radiación

La radiación ha sido clasificada para su estudio en una serie de tipos, pero además caracterizada por el hecho de que puede ser ionizante o no; pues en el caso de los rayos gamma, estamos en presencia de una radiación ionizante, que ocasiona la destrucción y cambios químicos en las células y de igual manera altera la condición física del ADN en los seres humanos.

Pero en cuanto a los tipos de radiaciones, vamos a conocerlas en relación con sus interacciones al ser aplicadas a la materia:

Radiación Alfa

(Entrar en mas detalle, tal vez decir objetos donde se encuentran) 

Es un tipo de radiación que se considera que tiene gran intensidad desde el punto de vista energético, pero no cuenta con suficiente capacidad para penetrar en la materia.

Radiación Beta 

Esta radiación presenta mayores posibilidades de penetración, no obstante sus radiaciones suelen ser menos intensas que las de tipo Alfa.

Radiación Gamma

Es considerada como la radiación más penetrante de todas, empleada por ello dentro del campo de la medicina, para controlar y combatir la proliferación de las células cancerígenas del cuerpo humano, al igual que como elemento para realizar una efectiva esterilización de instrumentos médicos y alimentos.

Radiación Electromagnética

Se produce por la combinación de campos eléctricos con los magnéticos que están presentes de manera oscilante y son propagados a través del espacio a la velocidad de la luz.

Radiación Ionizante

Es aquella cuya energía permite que se realice la ionización de la materia, luego de lo cual se obtienen los electrones que están completamente ligados al átomo.

Radiación Térmica

Es aquella que se encuentra relacionada con la temperatura y el calor que es emitido por un cuerpo. La cual es además electromagnética, debido a que se genera por la presencia de partículas que se encuentran en movimiento térmico y las cuales están presentes en dicha materia o cuerpo.

Radiación Corpuscular

Este tipo de radiación es producida por la presencia de partículas subatómicas, siendo representadas por elementos como protones, neutrones, electrones e incluso las de tipo Alfa, que se encuentran moviéndose a gran velocidad.

Radiación Solar

Como el nombre lo indica, es la radiación que es emitida por el sol, sobre la tierra.

Radiación Nuclear

Es la que emite partículas radiactivas desde un núcleo inestable, debido a la desintegración radiactiva y lo cual se evidencia solamente cuando se presenta un excedente de energía concentrada dentro del radio de la órbita.

Radiación Cuerpo Negro

Es un tipo de radiación electromagnética, que se da alrededor de un cuerpo, cuando se encuentra en equilibrio termodinámico, por lo cual depende de la temperatura de este cuerpo.

Radiación No ionizante

Es un tipo de radiación en la cual no se alteran los electrones de la materia, o el cuerpo al cual está influyendo. Solo le ocasiona algunos tipos de excitaciones electrónicas.

Radiación Cósmica

Este es el tipo de radiación que es proveniente del espacio exterior al planeta, siendo un tipo de energía altamente elevada y manifiesta una velocidad cercana a la de la luz. Está representada por la presencia de partículas subatómicas.

Este tipo de radiación ha sido comprobada cuando se estableció la conductividad eléctrica presente en la atmósfera terrestre, y la cual se debe a la ionización de las radiaciones que son manifestadas en forma de alta energía.

¿Cómo se mide?

El nivel de radiación presente en un determinado lugar o persona, se puede medir con un contador Geiger, que es un instrumento de medición de radiactividad. Se basa en una tecnología dirigida a detectar partículas de radiaciones ionizantes que son recibidas por el aparato Instrumento de medición.

Pero en la actualidad se cuenta con otros aparatosInstrumentos que realizan este mismo procedimiento con gran precisión, siendo ejemplo de ello las cámaras de ionización o simplemente un detector identificado como dosímetro personal, que es indispensable para los trabajadores que están expuestos constantemente a radiaciones.

Pero la radiación que puede ser recibida por una persona, cuando está cerca de una fuente radiactiva, se encuentra estrechamente ligada a tres factores como son los que le señalaremos a continuación.

  • A mayor distancia de la fuente, menor será el riesgo de que la radiación pueda alcanzarle.
  • El tiempo de exposición es otro de los elementos influyentes, ya que a mayor tiempo, mayor cantidad de efectos radiactivos serán absorbidos por el organismo.
  • En último lugar tenemos la protección o blindaje, pues cuando las personas están preparadas con equipos especiales para el trabajo en zonas donde está presente la radiación, corren menos riesgos de que esta le pueda afectar.

Lista de instrumentos para medir la radiación

Los instrumentos de medición son uno de los elementos que han sido considerados como indispensables para el desarrollo de la vida sobre el planeta, siendo en este sentido válida la afirmación de aquel famoso genio de la antigüedad, que era conocido como Galileo Galilei, quien en un momento de su vida científica manifestó “Medir lo que es medible y tratar de hacer medible lo que todavía no lo es”

Para poder medir la radiación presente en un cuerpo o lugar, se necesita contar con instrumentos que tengan la capacidad de medir las radiaciones ionizantes, que son invisibles, además de ser consideras como silenciosas, sin sabor, no se pueden tocar y no presentan ningún tipo de olor.

Pero a pesar de todo esto, se encuentran presentes en nuestro entorno y podrían ocasionar una serie de efectos biológicos, que causan alteraciones metabólicas del organismo, produciendo en consecuencia el padecimiento de trastornos físicos, malformaciones y enfermedades.

Desde tiempos remotos se ha determinado que algunas radiaciones ocasionan por sus altas dosis de ionizaciones, alteraciones en los tejidos, que a la larga, llevan al padecimiento de afecciones en el cuerpo humano. Es por este motivo que es indispensable contar con aparatos que permitan medir adecuadamente estas radiaciones.

Contadores de radioactividad

Uno de los aparatosInstrumentos de medición ampliamente conocidos que permiten medir la Radiactividad es el contador Geiger, que se encuentra formado de un tubo que contiene un hilo metálico dentro de él, y es aislado mediante la aplicación de un gas.

Una vez que en este tubo penetra algún tipo de electrón, se libera un efecto y hace que el gas llene el tubo, atrayendo hacia el hilo los átomos donde ganan energía y manifiestan una coalición que produce la liberación de mayor cantidad de electrones, siendo de tal magnitud que generan un impulso que es detectado por el aparato, dando la señal de alerta de presencia de radiación en el entorno donde es operado.

En cuanto a este ingenioso dispositivo, cabe mencionar, que el primero de ellos solo podía detectar las radiaciones de tipo Alfa, siendo inventado por el físico de origen Alemán, conocido con el nombre de Hans Geiger para el año de 1908.

En la actualidad se cuenta con una versión mejorada desarrollada en 1947, por Sidney H. Liebson, donde se cuenta con una mayor duración y donde es necesaria la aplicación de un menor voltaje.

Dosímetro

Este dispositivo tiene la capacidad de medir la dosis de radiación ionizante que ha recibido una persona, cuando es empleado como instrumento de uso personal, bien sea en la muñeca, como anillo o cualquier otra parte de su cuerpo.

Pero también se cuenta con dosímetros empleados para áreas de trabajo, que facilitan la determinación de radiación ionizante, en una amplia zona, frecuentada por las personas.

En este sentido se conocen algunos tipos de estos aparatosInstrumentos de medición como es el caso de:

  • Dosímetro de Pluma, siendo de pequeño tamaño pero de gran productividad, ya que en base a carga eléctrica y voltaje de su condensador se determina la radiación ionizante; siendo posible que detecte los rayos X, Gamma o radiaciones de tipo Beta.
  • Dosímetro de Película, siendo evidenciada la presencia de radiación, debido al hecho de que la película se ve afectada por ella, oscureciéndose en mayor o menor grado, según la intensidad de las emanaciones. Esta película está ubicada en una placa, especialmente diseñada para la determinación de la intensidad con la cual se está manifestando la radiación ionizante.
  • Dosímetro de Termoluminiscencia, que se basa en la particularidad que tienen ciertos cristales a la radiación ocasionada por rayos gamma o de tipo X, que pueden ser observados visiblemente por efecto de la aplicación de un determinado tipo de luz sobre ellos.
  • Dosímetros Digitales, son dispositivos de alta tecnología electrónica, que cuentan con sensores y procesan las señales para establecer adecuadamente cuál es la dosis de radiación que está siendo recibida, emitiendo posteriormente una señal de alerta.

¿Qué es la Radioactividad?

Cuando los núcleos de los átomos se encuentran inestables, se origina un fenómeno que es conocido con el nombre de radioactividad y esto se presenta de manera espontánea, ocasionando que se produzca una desintegración que da origen a la presencia de átomos estables, pero en este proceso se producen radiaciones que son ionizantes.

Lógicamente el tipo de radioactividad, está estrechamente relacionada con el origen y características especiales de cada uno de los elementos que son considerados como radiactivos.

Siendo en esta oportunidad donde se evidencian los diferentes tipos de radiaciones, tal como se han conocido bajo el nombre de Alfa, Beta o Gamma. Las cuales resultan de intensidad variable y en algunos casos penetrantes como las emanadas del tipo gamma, para las cuales se hace necesario contar con elementos protectores elaborados de plomo u hormigón, con los cuales poder absorberlas adecuadamente.

En síntesis, la radiactividad es la consecuencia dejada por la presencia de los elementos que producen radiación sobre una determinada área.

Radioactividad natural y artificial

La radioactividad es un elemento que se presenta a consecuencia de la presencia de radiaciones ionizantes, que pueden tener origen en elementos que están presentes en la naturaleza, y que rodean a todos los seres humanos.

Asimismo resulta como producto de radiaciones de energía ionizante que se dan a nivel cósmico, o simplemente, dentro de la corteza terrestre, las cuales son de tal cantidad, que representan las tres cuartas partes de toda la radioactividad que se origina en el planeta.

De igual manera, esta radiactividad que es considerada como natural, no se manifiesta con la misma intensidad en todas las zonas, puesto que por ejemplo se ha determinado que en algunas regiones de la India; presentan un nivel radiactivo que es diez veces mayor al manifestado en Europa. Esto se debe al hecho de que las arenas que usualmente conforman su territorio, están compuestas del elemento que es conocido como Torio, y que ha sido identificado como un mineral radiactivo natural.

Otras zonas del planeta, presentan elevados índices de radioactividad, como es el caso de las cordilleras o los Alpes, debido a la presencia de granitos en la composición de sus terrenos.

Una especial atención amerita el caso donde se realiza la explotación y extracción de gas y petróleo, pues este tipo de actividades ocasiona la presencia de radionúclidos, que hacen que se corra el riesgo de exposición a elementos radiactivos de origen natural, siendo de igual manera este riesgo presente en cada uno de los hogares, donde se hace consumo frecuente del gas radón, para la elaboración diaria de los alimentos.

Las radiaciones que se presentan a nivel cósmico, son interceptadas por la atmósfera terrestre, evitando con ello que sus efectos nocivos lleguen a tener una influencia sobre las personas. Pues en el espacio exterior la radioactividad es bastante mayor y latente.

Pero es importante destacar, que cuando una persona asciende en una montaña puede sentir la radiación cósmica de una manera mayor, pues la protección atmosférica disminuye, de igual manera cuando se realizan viajes en avión a determinadas altitudes, siendo en este caso protegidos los pasajeros, por la condición hermética de los aviones y la presencia del oxígeno.

Por otro lado, la radioactividad puede ser producida de manera artificial por parte del hombre, para ser aprovechada en casos como por ejemplo el de los rayos X, consideradas como ondas de tipo electromagnéticas que se originan a raíz del choque de electrones con otro material, dentro de un tubo de vacío, especialmente diseñado para este fin.

Los científicos una vez que descubrieron las propiedades y los beneficios potenciales que podían adquirir, mediante la utilización de la radioactividad, comenzaron a crear y a desarrollar una serie de ingeniosos aparatos e instrumentos que hacen uso de la energía ionizante.

Hemos conocido algunos de los usos que se han dado al manejo de la radioactividad, canalizada como rayos gamma o en rayos X, ya que con ellos se ha facilitado el diagnóstico oportuno de una serie de enfermedades y patologías, que antes de su descubrimiento, eran tratadas al azar.

Ahora con esta herramienta se ha logrado determinar la ubicación exacta de los trastornos físicos presentados por los pacientes y se han podido realizar tratamientos de quimioterapias aplicadas en zonas donde está presente el cáncer.

Sin dejar pasar el hecho de que en el campo industrial se ha encontrado un amplio beneficio para el uso de la radioactividad, en la esterilización de los alimentos y como una medida preventiva, para evitar la proliferación de las plagas, que pueden dar como consecuencia la presencia de epidemias a nivel mundial.

Unidades de Radioactividad

La radioactividad es medida en función del sistema internacional de unidades en Becquerel (Bq), siendo considerada esta la unidad de actividad radiactiva, que está presente en los lugares donde se evidencia este tipo de energía. Siendo importante considerar dentro de este orden de ideas, que con esta medida no se sabe con exactitud cuál es la dosis absorbida por un cuerpo, lo cual es de interés desde el punto de vista práctico.

Por lo cual se ha determinado que el Gray (Gy), que es la medida que representa el nivel de dosis absorbida en cuanto la radiación ionizante, es equivalente en medida a 1 Joule por cada kilogramo de sustancia. La exposición a una dosis de 20 Gy de radiación puede ser considerada como suficiente para ser mortal en una persona.

Con esta consideración se ha establecido que una exposición a la radiación, causa una serie de efectos perjudiciales a la salud de los seres humanos. Aunque se debe diferenciar el hecho de que no es lo mismo una dosis de radiación que es recibida debido a la aplicación de Rayos X o gamma, en comparación con la que se recibe por partículas que son más pesadas. Siendo en este caso representadas por la presencia de radiaciones Alfa, protones o neutrones, con efectos muchos más nocivos sobre la salud de las personas.

Es aquí donde entra en uso otra de las unidades de medida de radiactividad, que es conocida como Sievert (Sv), que determina la dosis equivalente de la radiación de energía ionizante a la que se ha expuesto la persona.

En este sentido se realiza el siguiente análisis: 

  • Un Sv es igual a 1 Gy, cuando la radiación es absorbida en forma de fotones o electrones, que son energía electromagnética.
  • Pero en otros casos 1 Sv será igual o equivalente a la medida de 2 Gy, cuando lo que se ha absorbido es protones.
  • Cuando esta medida alcanza a unos 10 Gy, se considera que se han absorbido neutrones y finalmente al presentar 20 Gy, se está en presencia de una radiación que es producto de las energías ionizantes de las partículas alfa.

De igual manera se debe aclarar, que no es igual si la radiación es recibida de manera difusa en todo el cuerpo, o si por el contrario es aplicada solo sobre un determinado órgano.

Efectos de la radiación sobre los seres humanos 

Los efectos de la radiación sobre el cuerpo de los seres humanos, dependen de algunos elementos que se encuentran estrechamente ligados con este factor, que podemos englobar en los siguientes punto:

  • La radiación, como se ha indicado, se presenta a través de diferentes tipos y en función de cada uno de ellos el efecto o reacción del organismo es diferente.
  • También es importante considerar la dosis de radiación que ha sido recibida, en cuanto a su cantidad.
  • Otro elemento indispensable a considerar dentro de los efectos de la radiación es el tipo de exposición que ha experimentado la persona, pues esta puede ser: mediante un contacto con su piel, por respirarla o tragarla. En el caso de tratamientos, se consideran los rayos a los que ha sido expuesto el paciente.
  • La concentración de la acción del efecto de radiación es otro elemento indispensable a conocer, ya que esta puede ser en todo el cuerpo o solo en una área de él; siendo además sometido durante un determinado tiempo, que se debe considerar.
  • Lógicamente como último factor se debe considerar la sensibilidad presentada por el paciente a los efectos de la radiación, pues un feto es mucho más vulnerable que un niño de cierta edad, al igual que una persona mayor, o aquellos pacientes con problemas en su sistema inmunitario.

Aclarados estos aspectos se puede establecer, que cuando la persona es sometida a los efectos de la radiación por un corto tiempo, podría experimentar quemaduras en su piel. De igual manera que podría manifestar la presencia de la enfermedad por radiación.

Enfermedad por Radiación

Esta es una patología manifestada por las personas que han sido expuestas a la presencia de manera excesiva de radiaciones ionizantes. Lo que genera en su organismo una serie de manifestaciones características que se van presentando progresivamente.

En algunos casos esta enfermedad se vuelve crónica y se asocia con la presencia de cáncer o el envejecimiento prematuro de la persona. Considerándose que algunos de los órganos del cuerpo que son más sensibles a la influencia de estas radiaciones, son la médula ósea y el tubo digestivo.

Cuando la persona que recibe la influencia de la radiación, se encuentra embarazada, pone en riesgo la vida de su bebé, pues dentro de su útero se encuentra aún más propenso a recibir lesiones graves en su metabolismo.

Síntomas

La persona que está sufriendo de trastornos físicos a causa de la influencia de la radiación sobre su cuerpo, puede experimentar síntomas como los que se enumeran a continuación:

  • Confusión acompañada de fatiga, debilidad o posible presencia de desmayos.
  • Sangrados por la boca, encías, nariz e incluso en su área rectal.
  • Hematomas, presencia de úlceras, llagas o quemaduras, con caída de la piel.
  • Deshidratación y altas fiebres.
  • Pérdida del cabello.
  • Heces con sangre y diarreas abundantes.
  • Inflamación de las zonas que han estado expuestas a la acción de la radiación.
  • Posibles trastornos digestivos, acompañados de náuseas, vómitos y presencia de sangre en los fluidos expulsados.
  • Ulceraciones en algunos órganos de su cuerpo, como los intestinos, el estómago o la tráquea.

En este caso los tratamientos serán recomendados por un facultativo especializado en este sentido, quien luego del establecimiento del diagnóstico, determina cuál es la mejor forma de controlar la manifestación de estos síntomas en el paciente.

Usos de Elementos radioactivos

Muchos de los elementos considerados como radiactivos han sido aprovechados por sus propiedades dentro del campo industrial al igual que para fines de investigaciones científicas. Por ello, conoceremos algunas de las aplicaciones de las cuales han sido objeto:

Arqueología, se ha basado en el estudio de los fósiles, mediante el uso del carbono 14, con la finalidad de determinar el tiempo de antigüedad presentada por los restos encontrados durante excavaciones, además de la determinación de rastros de origen natural en las zonas exploradas.

Energía Nuclear, dentro de este campo científico, se ha hecho uso de lo que es el Uranio 238 al igual que el Plutonio, con la finalidad de obtener nuevas formas de energía nuclear, que es posible transformar en electricidad y que con ella se facilite la vida de los seres humanos en muchas regiones, pues se trata de un tipo de energía que no es contaminante, pero puede ser un elemento negativo la presencia de plantas nucleares, si llegaran a presentar fallas en determinado momento.

Quimioterapias, un elemento que es conocido ampliamente dentro del campo de la medicina, en vista de que se hace uso de radio, para el tratamiento de pacientes que presentan dentro de su organismo tumores considerados como cancerígenos. Con la utilización de la quimioterapia a base de radio, se busca la destrucción de las células cancerígenas y evitar con ello su expansión dentro del cuerpo del paciente.

Otros elementos radiactivos, se encuentran presentes en toda la naturaleza del planeta, en una amplia variedad y siendo representados por elementos como son el Polonio, Torio, Radón, Yodo Protactinio y muchos otros, que incluso aún no han sido descubiertos.

La Radiación en la vida de los Humanos

Es un hecho que forma parte de los acontecimientos que han quedado como evidencia de los errores cometidos a nivel de los seres humanos, que han acabado con la vida de numerosas personas.

Hacemos referencia a lo que ocurrió durante el año de 1986 en Chernóbil, considerado un desastre para la humanidad. Pues en Abril de ese año a causa de un error humano por parte de operadores de la sala de control del reactor nuclear allí presente, se presenta una explosión, que devastó la zona ocasionando la muerte de muchas personas, arruinando la tierra y dejando una serie de secuelas, difíciles de borrar aún con el paso de los años.

Se considera que a pesar de que ya han pasado treinta años y por unos 225 kilómetros, tanto las vacas como los pastos, se mantienen contaminados. Esto es verdaderamente peligroso, pues la leche que es producida por estas vacas cuenta de igual manera con niveles de radiación, y ya hemos conocido cómo este elemento afecta al organismo de los seres humanos.

Siendo este hecho alarmante, pues mediante estudios realizados e informados con reportajes destacados en The New York Times, se afirma que las lecturas realizadas con los instrumentos de medición del índice de radioactividad, indican que aún en los conglomerados de poblaciones que están ubicados a unos 225 kilómetros de la planta nuclear de Chernóbyl, se han detectado medidas cinco veces por encima del límite oficial.

Esto en el caso de exposición de las personas adultas, pero para los niños este nivel se incrementa hasta unas doce veces. Un hecho alarmante que debería ser tomado en consideración por muchas de las organizaciones mundiales de salud, puesto que estos niños siguen consumiendo leche que se encuentra contaminada, lo cual es terrible y aumenta los daños que han sido producto del desastre inicial vivido en el año de 1986.

Los pronósticos en este sentido han establecido que si el gobierno de Ucrania no toma las medidas pertinentes en este caso, el nivel de radiación presente en esta zona se mantendrá por encima de los niveles de aceptación hasta al menos el año 2040 y más tiempo aún en el caso de los niños.

Pero independientemente del tiempo que dure, esto es algo que está generando consecuencias físicas para los habitantes de esta zona y debe ser considerado por las autoridades correspondientes de este país.

Datos curiosos sobre Radiación

Muchos investigadores se han dedicado a la tarea de realizar estudios sobre la radiación, especialmente relacionada con el cuerpo de los seres humanos, y en este sentido han establecido que cada minuto el cuerpo de las personas emite unos veintiocho mil protones de radiación.

Estos datos han permitido esclarecer aspectos relacionados con la radiación que las personas reciben de forma natural durante el desarrollo de su vida cotidiana, a través de elementos como el sol, la tierra y algunos otros.

Esto se ha logrado establecer gracias a los avances tecnológicos realizados en el campo de dosimetría de radiaciones, que es una de las formas con que este tipo de energía ionizada es medida. Considerando en este sentido que las personas están constantemente expuestas a la radiación que reciben de elementos como el carbono 14 o el potasio 40.

Carbono 14

Es  un elemento químico empleado para el establecimiento de la edad de los fósiles y otras materias de tipo orgánicas. Siendo considerado como un elemento que se encuentra de forma abundante la naturaleza que de igual manera está presente en los seres vivos.Es uno de los elementos que se produce de manera continua en la atmósfera, transmutándose de manera espontánea y mezclándose de igual forma con otros tipos de elementos radiactivos dentro del dióxido de carbono que está en el ambiente atmosférico.

Cuando se realiza el proceso de la fotosíntesis, las plantas absorben este átomo radiactivo y cuando los animales consumen estos vegetales, incorporan en su organismo este tipo de carbono 14; luego tras de su muerte ya no se incorporan nuevos átomos de carbono, presentándose en consecuencia lo que se conoce como la ley de decaimiento exponencial.

Potasio 40

Durante los últimos tiempos se ha oído hablar sobre el potasio 40, que es un elemento radioactivo que puede estar contenido en los plátanos de consumo humano. Siendo considerado como un elemento que tiene un período de semidesintegración bastante largo y constituyendo en la naturaleza el 0.012% de los elementos presentes en ella. Es considerado como la fuente de mayor radiactividad natural en los seres humanos y animales.

Por este motivo, se evidencia que los seres humanos están expuestos de manera natural a la influencia de la radiación, de igual manera que cuando se encuentran cerca de construcciones que tienen ciertos metros de profundidad.

Por otra parte, las personas están sometidas a la influencia de la radiación del gas radiactivo, presente en su propio cuerpo, hasta en un 46%, y al exponerse a los rayos solares un 16% de influencia, más toda la radiación que se adquiere por el consumo de algunos alimentos.

Se debe tener presente entonces que la influencia que representa para los seres humanos la radiación natural es en mayor cantidad que la artificial. Motivo por el cual se debe estar alerta, especialmente en los campos de trabajo que se encuentran expuestos a los efectos de la radiación. Para ello se cuenta con una serie de normas que han sido establecidas por la Organización Internacional de energía Atómica en este sentido, con la finalidad de prevenir en lo posible los efectos de la radiación ionizante.

Medidas Preventivas contra la Radiación

Se han creado leyes que regulan el manejo de la energía nuclear con la finalidad de prevenir el daño que es ocasionado por las energías ionizantes, producto del trabajo con este tipo de átomos que cuentan con la presencia de protones y neutrones.

Estas reacciones de energía ionizante, producen en las personas una serie de trastornos que pueden ser considerados como heredables, pasando por ello de padres a hijos y en otros casos somáticos, manifestándose de manera directa en los individuos que han sido expuestos a la radiación. Es por este motivo que se han creado una serie de medidas básicas consideradas como preventivas, a fin de reducir los casos de incidencia del efecto de la radiación en los seres humanos.

Para ello se sugiere que se haga uso de la respectiva protección radiológica, con elementos como la presencia de plomo u hormigón, con los cuales cubrir el cuerpo de la persona que realiza este tipo de trabajo, como en el caso de las placas obtenidas a base de los rayos X.

Siendo de igual manera recomendable que estas zonas sean ampliamente identificadas y contengan carteles informativos en cuanto al riesgo de exposición radiactiva, además de evitar el tiempo prolongado de exposición, en el caso de pacientes, que necesitan obtener placas efectuadas mediante este tipo de rayos.

De igual manera se maneja el caso de personas que realizan trabajos en plantas nucleares o centros de esterilización mediante el uso de los rayos gamma, con la finalidad de minimizar en lo posible, el riesgo ocasionado para ellos durante el desarrollo de sus actividades laborales.

Si te ha gustado la información contenida en este artículo, quizá te interese leer también los siguientes: