Tubo de ensayo

Seguramente has tenido que ir a un laboratorio para que te tomen una muestra de sangre luego de una consulta con el médico y has notado como la muestra es depositada en un pequeño recipiente. Por lo que queremos presentarte ese utensilio de laboratorio llamado tubo de ensayo. Por lo que debes saber porque tienen diferentes tapas de colores, como se usa o de qué material está elaborado.

Los tubos de ensayos son uno de los instrumentos fundamentales en todo laboratorio ya que en este es donde se mantienen las diferentes muestras de líquidos y sangre, los cuales pasan por variados protocolos con el propósito de conseguir un resultado de dicha prueba.

¿Qué son los tubos de ensayos?

El tubo de ensayo es un tubo de cristal transparente que se emplea en los laboratorios, este utensilio está abierto en la parte superior y en su parte inferior está sellado. Es un recipiente cilíndrico de fondo redondo, hecho de vidrio o de plástico transparente, en el que se realizan pruebas que requieran de la manipulación de líquidos.

Los científicos emplean una variedad de utensilios para poder realizar sus experimentos cuando trabajan en un laboratorio. Los tubos de ensayos pueden variar en términos de complejidad y de función, pero en el área de la investigación científica, todas son de vital importancia. Los tubos de ensayos pueden variar entre los 50 mm hasta los 250 mm de longitud y de ancho unos 13 y 20 mm.

Este utensilio puede ser conocido también como tubo de ebullición ya que pueden ser empleados para elevar las soluciones y las reacciones a temperaturas de ebullición. Algunos tubos de ensayos pueden tener una abertura en la boca mientas que otros son totalmente planos. Algunos también pueden estar diseñados para que se les coloque un corcho o un tapón en la abertura para almacenar de una mejor manera. Son utensilios lavables y reutilizables, siendo la excepción los tubos de ensayo de plásticos que son completamente desechables.

Historia de la creación de los tubos de ensayos

El tubo de ensayo es una pieza de gran utilidad en un laboratorio. Los tubos de ensayos posen una forma y tamaño perfecto para contener pequeñas cantidades de sustancias liquidas que luego pasan a ser manipuladas de distintas maneras, entre esa formas, colocarse sobre la llama de un mechero Bunsen. Fueron dos famosos químicos los que se han sugerido como los inventores del tubo de ensayo, ellos son: Jons Jacob Berzelius (1779-1848) y Michael Faraday (1791-1867).

Fue Jons Jacob Berzelius quien describió en un artículo en el año 1814 al primo más robusto del tubo de ensayo, el tubo de ebullición. Michael Faraday menciona los tubos de vidrio pequeño que serían un recipiente de gran utilidad para las reacciones de pruebas en su libro de 1827, Chemical Manipulation. De cualquier manera, el tubo de ensayo, muy probablemente ha tenido su origen a principio del siglo XIX, ya que existen los registros de los conjuntos de química del siglo XVIII. Además en los textos anteriores sugieren el llevar las pruebas en copas de vino.

Los tubos de ensayo Pyrex tienen su origen en la década de los años 1910 cuando la empresa de vidrio Corning Glass Works comenzó a buscar los nuevos productos para mostrar su vidrio de borosilicato, Nonex. Como sugerencia de Bessie Littleton, la esposa de un científico de Corning, la compañía comenzó a investigar a Nonex para buscar los utensilios ideales para hornear. Después de retirar el plomo de Nonex para hacer que el vidrio se aseguró nombrar a esta nueva fórmula como “Pyrex”.

Para el año 1916 Pyrex encontró otro mercado en el laboratorio y se convirtió muy rápidamente en una de las marcas favoritas de la comunidad científica, por su resistencia a los productos químicos, el estrés mecánico y el choque térmico. Los tubos de ensayos son parte de una colección donada por Barbara Keppel, esposa de C. Robert Keppel, este último fue quien enseñó en la Universidad de Nebraska-Omaha después de recibir su BS en Química de la Universidad de California, Berkeley, y su PhD. en química orgánica del MIT la cristalería de la colección Keppel abarca los siglos XIX y principios del XX.

Características de los tubos de ensayos

El material de elaboración de los tubos de ensayos se basa en un componente que pueda verse expuesto a altas temperaturas, por ello se emplea el vidrio borosilicatado que resulta ser resistente a los ataques químicos. Así como se fabrican de vidrio, también se elaboran los tubos de ensayo de plástico que sirve para las pruebas que se almacenaran sin exponerlas a altas temperaturas.

Los tubos de ensayos son una de las piezas de laboratorio que más se utiliza y que poseen la forma y el tamaño ideal para contener pequeñas cantidades de sustancias, que generalmente son para manipular pruebas liquidas. Es un recipiente que tiende a ser mucho más largo que ancho. Entre las razones por la que los tubos de ensayos están fabricados en cristal o tipos especiales de plástico, se debe a las siguientes características:

  • Los productos químicos no pueden ser derramados.
  • No es reactivo ya que muchos metales tienden a reaccionar al ser expuestos a ciertos productos químicos de manera peligrosa o de tal forma que arruine el experimento o la muestra.
  • Al ser fabricados en vidrio y ser transparentes permiten la fácil observación del experimento durante todo momento.
  • Los lados rectos y la forma redonda de la parte inferior se han diseñado con el propósito de reducir la pérdida total al verter el líquido. Además, resulta fácil de limpiar. El tapón que se utiliza, es para poder almacenar las muestras.

Los tubos vienen al vacío para que la recolección de las muestras pueda hacerse sin errores y de una manera limpia al momento de emplear el Venoject o al usar las jeringas directamente.

¿Para qué sirve el tubo de ensayo?

La función del tubo de ensayo en los laboratorios puede resultar bastante ventajosa, desde la forma y materiales con los que están hechos hasta las posibilidades de realizar experimentos con ellos.

Los tubos de ensayos tienen una forma muy funcional

Los tubos de ensayos poseen una forma alargada que los hace resistentes a la hora que necesites manipularlos, la cual hace posible que los líquidos contenidos en estos contenedores no se derramen. Además, estos envases son muy sencillos de limpiar. Es necesario mencionar que el fondo cóncavo, resulta ideal para traspasar el contenido a otros envases con un mínimo de desperdicio del líquido que contienen.

Los tubos de ensayos evitan que las muestras de laboratorio se contaminen

Los tubos de ensayos son muy prácticos a la hora de almacenar sustancias o microorganismo que no deben tener contacto con los agentes externos del ambiente. Gracias a la forma de su estructura, permite que pueda ser utilizado un tapón que mantiene sellado el tubo de ensayo. Cuando estos recipientes no se están usando, se requiere de que se esterilice al verter la sustancia, para que pueda mantenerse sin alteración.

Los tubos de ensayos permiten poder trabajar con altas temperaturas

El material con el cual se fabrican los tubos de ensayos, normalmente cuarzo fundido, permite que el recipiente pueda soportar altas temperaturas, las cuales usualmente superan los 100 °C. Además, gracias a que posee una forma alargada cilíndrica, al colocarse en una posición inclinada, el contenido que está en el fondo se calienta mientras que la parte superior se mantiene fría. Claro, este utensilio siempre debe ser manipulado con las pinzas para tubos de ensayos especiales, para evitar las quemaduras.

Los tubos de ensayos mantienen las reacciones químicas controladas

Las sustancias corrosivas o abrasivas no afectan el material con el que está hecho el recipiente. Es por esta razón, que es muy fácil de controlar las distintas reacciones entre los distintos químicos, evitando poner en riesgo la salud de la persona que maneje estos químicos.

Los tubos de ensayos permite poder visualizar la evolución de los experimentos

Los tubos de ensayos son fabricados con un vidrio completamente transparente, el cual tiene la finalidad de hacer posible que se pueda observar los experimentos. Por ejemplo, se puede visualizar la evolución de microrganismos o la reacción que se produce entre distintos químicos.

Tipos de tubos de ensayos

El modelo del tubo de ensayo debe escogerse dependiendo del uso que se le dará, debe tomarse en cuenta el material de fabricación, el tamaño y la forma, con el propósito de que sea el adecuado para realizar el trabajo.

  • Tubos de ensayo de plástico: Por lo general, son elaborados con polipropileno, por lo que son desechables y se emplea en biología o en bioquímica.
  • Tubo de ensayo de vidrio: Se trata de un material mucho más resistente y fácil de mantener limpio. Se utiliza para todo tipo de químico, al igual que para realizar las pruebas clínicas.
  • Tubos de ensayo graduados: Este tipo de tubo de ensayo posee una marca en toda su longitud, que hace posible indicar los mililitros contenidos. Se usa con mucha frecuencia para realizar los experimentos químicos y medir con mayor precisión la cantidad de las sustancias a utilizar.
  • Tubos de ensayo en U: Es un tubo de ensayo en forma de U, se encuentra abierto en sus dos extremos. Se emplea para comparar las densidades de los líquidos. Se vierten los líquidos, cada uno por uno de los extremos, el que posea mayor densidad, siempre quedará a un nivel más bajo, sin importar la cantidad que se vierta.
  • Tubos de ensayo para centrifuga y para microcentrífuga: Son tubos de ensayo fabricados en polipropileno, son alargados y cilíndricos con una forma estrecha en el fondo. Se emplean en el área de bioquímica, para realizar pruebas que requieran que la sustancia se someta a un proceso de centrífugo y así para separar los componentes. Los más pequeños de este tipo de tubo son de 1,5 ml el ideal para microcentrífuga.

Estos son los tipos de tubos de ensayo dependiendo de su forma y material de fabricación. Por los que debes conocerlos de acuerdo a su fabricación.

Tubos de ensayo para biología

Los tubos de cultivo son unos de los más empleados en esta ciencia, normalmente, están hechos de un plástico resistente y suelen ser de un solo uso, luego deben ser desechados. Son utilizados para cultivar cualquier organismo vivo, desde células, bacterias hasta las plantas en su primera etapa de crecimiento. La forma de estos tubos suele ser un poco más amplia, incluso totalmente horizontal para lograr una mayor superficie de crecimiento de los organismos estudiados.

Tubos de ensayo para química

En esta área, los tubos de ensayo se utilizan para contener y transportar sustancias químicas de cualquier tipo, sin excluir aquellas que puedan ser abrasivas, corrosivas o que requieran de una constante exposición a altas temperaturas. Por esta razón, se emplea un tipo de tubo de ensayo que es mucho más resistente, nunca se usan los que son de plástico debido a su poca resistencia.

Toda persona que manipule los tubos de ensayo en un laboratorio químico puede contar con la total seguridad de que no se romperá y que no cederá ante las sustancias comprometiendo su salud.

Los experimentos que se llevan a cabo en un laboratorio de química requieren de tubos de ensayos que sean de diversas formas y tamaños, por lo que debes escoger el modelo que sea el más adecuado para asegurar un exitoso resultado en tu experimento. Su parte inferior esférica y sus lados verticales reducen la pérdida total al verter el producto, además, también hace posible que se pueda limpiar fácilmente.

Tubos de ensayo para medicina

En la medicina es necesario contar con tubos de ensayo perfectamente esterilizados, por lo que se han fabricado algunos recipientes especiales para esta área, con aire eliminado. Este tipo de tubos se emplean para recolectar las muestras de los fluidos de los pacientes con propósito de determinar las enfermedades, descartar alguna afección, ver la causa de alguna enfermedad o rectificar la salud del paciente.

Además, los tubos de ensayos para medicina se utilizan con muestras de sangre humana recolectadas para el análisis de sangre o para detectar los tipos de sangre. Entre los fluidos que son recolectados en los tubos de ensayos en medicina son la sangre, pus, orina o líquido sinovial. Estos tubos se sellan con un tapón de goma

Tubos de ensayo fuera del laboratorio

Además de todos los tipos de tubo de ensayo mencionados, los tubos de ensayo pueden ser empleados como una pieza de decoración en espacios relacionado con la ciencia o para los ambientes decorados con objetos innovadores. Muchos los usan como floreros para plantas de poco tamaño, como pequeñas lámparas o como recipiente para especias. Incluso, hay quienes compran los tubos de ensayos para conservar los recuerdos de lugares que han visitados, como el desierto. Y en las discotecas o fiestas, estos utensilios sirven para servir los shots de licor.

¿Por qué los tubos de ensayos tiene tapas de diferentes colores?

¿Tiene algo de importancia los colores de los tubos de ensayo? Si. Los profesionales han establecido un código de colores para identificar el contenido de los tubos de manera mucho más sencilla. Según el color, el tubo puede contener los aditivos que ayuden con la muestra sin alterarla.

Tubo de ensayo de tapa roja

Este es un tubo seco, lo que quiere decir que no contiene ningún aditivo o anticoagulante, por lo que la sangre que es depositada en este tubo pasa por un proceso de centrifugación separando el suero, luego este va a ser utilizado en exámenes de Química sanguínea, como los siguientes:

  • Colesterol (Total, HDL, LDL, VLDL).
  • Triglicéridos.
  • Pruebas de inmunología.
  • Pruebas especiales (T3, T4, TSH)
  • Urea.
  • Creatina.
  • Bilirrubina.
  • Proteínas.
  • Albúmina.
  • Glucosa.

Para estas pruebas también se puede utilizar un tubo de ensayo de tapa amarilla, que al igual que el rojo es un tubo seco pero tiene un tapón de gel, el cual mantiene separado el suero de la serie roja luego de que se ha llevado la muestra a la centrifuga.

Tubo de ensayo de tapa morada

Este tubo de ensayo contiene EDTA como anticoagulante y con las muestras en este tubo se pueden realizar los siguientes análisis:

Sangre Total

  • VSG.
  • Hematocrito.
  • Hemoglobina.
  • Grupo sanguíneo o tipiaje.
  • Recuento de plaquetas.
  • Hemoparásitos.

Exámenes de hematología

  • Frotis de sangre periférica.
  • Recuento de reticulocitos.

Este tubo de ensayo evita que la sangre se coagule por lo que facilita la separación del plasma.

Tubo de ensayo de tapa azul

Este tubo posee Citrato de Sodio como aditivo, por lo que con el plasma que se obtiene luego de pasar por el proceso de centrifugación, se puede realizar una prueba de coagulación:

  • PT (Tiempo de Protombina).
  • PTT (Tiempo de Tromboplastina).

Los tubos de ensayo han sido una de las herramientas útiles en las diversas ciencias y en los centros de investigación. Su amplia utilización, los han hecho participes de grandes avances que se han hechos en materia de la química, biología y en el área de la medicina donde se han podido descubrir curas y erradicar enfermedades graves. Todos esos acontecimientos iniciaron un laboratorio donde se emplearon estos tubos de ensayos para almacenar las muestras.

Recomendaciones para utilizar los tubos de ensayo

Es importante, sobre todo al momento de realizar procesos químicos y experimentos, el tener precaución con la manera en la que se está manipulando los tubos de ensayo.

  • Emplear siempre que se necesite calentar el envase las pinzas para tubos de ensayos. De esta manera se podrán evitar las quemaduras.
  • Utiliza los guantes adecuados para evitar el contacto con los ácidos o los químicos que puedan dañar tu piel.
  • En el área de la medicina emplea las mascarillas y los guantes al momentos de manipular las muestras contaminantes o virales.
  • Protege tus ojos con lentes adecuados ante las reacciones químicas.
  • Nunca debes dirigir la apertura del tubo de ensayo directamente hacia una persona, para evitar aspiraciones de vapores químicos o quemadura.
  • Emplea el primer tercio del tubo de ensayo, para que evites derrames innecesarios de las sustancias.
  • Si posees un tubo de ensayo fabricado en vidrio borosilicato, puedes tener la garantía de que podrás colocarlo directamente sobre la llama de un mechero.
  • Para mayor seguridad debes guardar los tubos de ensayo de manera correcta en una gradilla.
  • No se debe tapar el tubo de ensayo cuando este caliente.

¿Cómo calentar las sustancias en los tubos de ensayo?

Para calentar alguna sustancia en un tubo de ensayo es necesario que esté inclinado, para facilitar la ebullición. Se comienza por la parte superior del líquido, luego irá descendiendo de forma lenta a medida de que vaya haciendo ebullición.

Se recomienda que la llama no se coloque directamente al tubo de ensayo, ya que puede ocasionar ebulliciones agresivas. Al aplicar el calor, no puedes descuidarte, la sustancia siempre debe estar en completa vigilancia para que el líquido no salga del tubo de ensayo violentamente.

¿Por qué elegir los tubos de ensayo de vidrio?

A la hora de escoger un tubo de ensayo en un laboratorio es necesario destacar que los recipientes fabricados en vidrios brindan muchas más ventajas, en comparación a aquellos que son fabricados en plásticos. Por esta razón, escoger un tubo de ensayo de vidrio es una sabia decisión, gracias a sus características especiales y a su resistente material de fabricación se presenta como el aliado ideal para hacer frente a cualquier tipo de preparación de muestra o de cualquier estudio que deba realizarse.

Los tubos de ensayos de vidrios son los utensilios básicos de cualquier laboratorio, porque además de representar un recipiente seguro para poder tener éxito en las pruebas químicas, resulta ser un gran ahorro económico, ya que estos tubos son esterilizantes, a diferencia de los de plásticos que son desechables.

No meterías las manos en una tina llena de ácido fuerte ¿cierto? Lógicamente no. Tampoco te gustaría tocar bacterias peligrosas. Los profesionales que tienen que trabajar con este tipo de muestras emplean los implementos especiales para garantizar su propia seguridad. Entre esos implementos se encuentra el tubo de ensayo, el cual no solo resguarda la seguridad de quien lo manipula sino también de las muestras.

 

Otras mediciones que se pueden hacer: