Amperímetro

Amperímetro

El amperímetro es un instrumento indispensable en la mano profesionales y de aquellos aficionados a la electrónica y la electricidad. Necesitan tener mediciones de precisión en sus circuitos para poder constatar que se encuentran en el funcionamiento óptimo.

Anteriormente, estos podían medir solamente rangos muy específicos y cortos, pero con el desarrollo de la tecnología y la creciente necesidad de obtener mayor precisión y también por obtener las lecturas en un rango mucho más variado, además de que estos aparatos se han modificado enormemente en forma y tamaño.

¿Qué es el amperímetro?

El amperímetro  es un medidor de, como su nombre indica, amperios, la cual es una unidad de medida de intensidad de corriente eléctrica, la cual forma parte de las variables de energía que corre por todos los aparatos electrónicos ya sean de corriente directa o funcionando a baterías.

Esta herramienta puede ser de muchas formas y tamaños, teniendo la posibilidad de caber en tu bolsillo o ser del tamaño de una computadora gigante para medir corrientes de ciudades enteras.

Sin embargo, usualmente podrás verlo en el bolso de tu electricista de tamaño pequeño.

Así como cambian sus presentaciones también ha cambiado mucho su funcionamiento interno.

Pues el desarrollo de nuevas tecnologías de cómputo y medición ha permitido técnicas más elaboradas y precisas a la hora de tratar con datos de corriente y energía en estudios.

Sin embargo, esto no afecta en lo más mínimo su viabilidad y lo útil que puede llegar a ser esta herramienta versátil en las manos de una persona con conocimientos en la materia, permitiendo obtener datos de calidad con su correcto uso y mantenimiento.

¿Quién inventó el amperímetro?

El amperímetro fue creado por un biofísico oriundo de Francia llamado Jacques-Arsène d’Arsonval, quien era un científico de fama y renombre contemporáneo con Nikola Tesla.

Este hombre creó el galvanómetro, siendo uno de sus trabajos primordiales en la electrofisiología.

El galvanómetro, no era más que un simple aparato que tenía como objetivo descubrir corrientes eléctricas, a través de un transductor analógico electromecánico.

Este último consistía en una aguja conectada a una bobina que a la vez hacía conexión a una línea, y al pasar corriente la aguja se movía.

A partir de este modelo de medición, se hicieron ciertos cambios y mejoras para que no solamente pudiese detectar corrientes que corrían a través de líneas.

Porque además buscaban medir la intensidad de dichas corrientes y de este modo que se le añade una resistencia “shunt” en paralelo.

Esta fusión dio paso a un galvanómetro que era capaz de medir con cierto nivel de exactitud la intensidad una corriente se abría paso a través de un circuito.

Dando así por sentado la creación del primer amperímetro, de medición en amperios para la intensidad de corriente.

¿Cuándo se inventó el amperímetro?

El amperímetro, a pesar de ser inventado por el anterior mencionado Jacques-Arsène d’Arsonval, ya se estaba desarrollando en mayor o menor medida debido al gran interés en los estudios de las relaciones entre campos magnéticos, tanto del globo terrestre, como los generados por circuitos.

La relación entre estos campos magnéticos, y el como uno afecta al otro y viceversa fue descubierto por Hans Christian Oersted.

Quien fue un físico danés que es considerado como aquél quien logró observar la interacción y relación física entre la electricidad y el magnetismo.

En 1820 este ilustre físico y científico logró notar que la aguja de una brújula dejaba de apuntar al norte en el momento que se encontraba cerca de una corriente eléctrica, a través de un cable adyacente.

Posteriormente, esto fue estudiado y se demostró que las corrientes eléctricas producen magnetismo.

A partir de este descubrimiento, se hicieron estudios exhaustivos entorno a los campos magnéticos y la observación de las corrientes eléctricas y cómo estas afectan e interactúan con otros campos magnéticos.

De modo que era cuestión de tiempo que el primer galvanómetro fuese inventado.

Historia del amperímetro

La historia del amperímetro está muy ligada a la historia del electromagnetismo, la cual va muy atrás, a la creación del amperio.

Pues, éste es parte fundamental de todo el funcionamiento tanto de los medidores antiguos como los medidores modernos que podemos encontrar hoy en día.

El amperio fue inventado por Andre-Merle Ampére, un físico francés muy reconocido que tomo la decisión de desarrollar sus investigaciones con el objetivo de descubrir qué relación pueden tener las corrientes eléctricas entre ellas y el magnetismo que éstas generan, creando consigo la unidad de medida A.

A partir de acá, cada paso frente al desarrollo del electromagnetismo fue creando la base para la aparición del primer galvanómetro y por lo tanto, el inicio del amperímetro como herramienta de medición.

Partes del amperímetro

Estas herramientas de medición han ido evolucionando enormemente desde su creación.

De modo de que muchos de sus componentes ahora electrónicos son mucho más potentes y precisos, dándole cada día una mayor ventaja a quien lo necesita para descubrir nuevos fenómenos eléctricos.

  • La bobina es la parte del artefacto donde, a través de ambos de sus polos, recibe la corriente y ésta genera el campo magnético que mueve la aguja, que termina por dar la medición usualmente en miliamperios.

Sin embargo, la presencia de la bobina solo está en los medidores de cierta antigüedad, pues ya existen componentes computarizados que hacen el trabajo más fácil.

  • Las resistencias “shunt” son una serie de componentes electrónicos por las cuales la corriente tiene que pasar para poder obtener la medición exacta de la intensidad de esta.

Para que así la computadora tome el registro o el dial se mueva en mayor o menor medida, arrojando el dato.

Usualmente, un amperímetro suele tener diferentes resistencias acopladas, de modo de poder medir diferentes rangos de amperaje, desde amperios completos, hasta miliamperios, con la mayor precisión posible, para cualquier tipo de trabajos.

  • Resistencia reguladora, consiste en una pequeña resistencia menor a un ohmio.

Que tiene el objetivo principal de regular el paso de la corriente dentro del aparato, de modo que este no interrumpa el flujo normal del circuito y pueda más adelante dar lecturas imprecisas en las mediciones.

  • Los conversores analógicos y digitales han sido añadidos últimamente en los modelos modernos de este artefacto.

Esto con el objetivo de que este además pueda medir las caídas de tensión que se pueden presentar en los resistores y circuitos eléctricos.

Esto le permite al medidor poder constatar que está ocurriendo con las variaciones de intensidad en el circuito, y si existen cortes de potencia repentinos en la continuidad del mismo, o de los resistores a medir.

  • El microprocesador es el componente principal en los amperímetros

Éste es el que hace todos los cálculos necesarios con los datos proporcionados para dar la información detallada no solo del amperaje, también de los conversores, en el display.

Estos microprocesadores poseen una excelente capacidad de cómputo, arrojando los datos de manera casi inmediata, lo que permite ver en tiempo real lo que ocurre en el circuito a estudiar y poder comprender mejor su naturaleza.

¿Cómo funciona el amperímetro?

El amperímetro es conectado o colocado cerca de un circuito o corriente eléctrica, y su objetivo principal es captar la intensidad de la corriente que pasa por ésta para poder arrojar un dato en la unidad de medida Amperios (A).

Pero el funcionamiento de éste, viene de la mano de los antiguos galvanómetros, que de manera más arcaicas buscaban detectar las corrientes eléctricas y sus campos magnéticos, ya que su funcionamiento es muy parecido.

Estos están provistos de una bobina diseñada con un hilo extremadamente fino que es sensible a la energía eléctrica.

Al conectarse el aparato al circuito, éste recibe la energía que cruza por la resistencia designada y luego llega a dicha bobina, que se mueve lentamente generando el dato.

Usualmente, todo esto ocurre en un abrir y cerrar de ojos, arrojando el dato inmediatamente en el rango de medición elegido.

Puede ser estipulado por el uso de las resistencias “shunt” integradas o añadiendo una en los puertos que estos presentan en caso de ser necesario.

¿Cómo usar el amperímetro?

El uso del amperímetro puede ser bastante sencillo, pues han sido creados con el objetivo de que sean de un uso cómodo y práctico para facilitar el trabajo de campo.

Así como también la toma de mediciones precisas para poder tomar las acciones pertinentes en el funcionamiento de equipos.

La mayoría de medidores convencionales tienden a tener un juego de dos cables de color rojo y negro, que representan los polos de la bobina dentro del aparato, el cual tiene que ser respetado o se puede causar un daño en el artefacto.

Al momento de utilizarse, se tiene que elegir en qué rango se desea o se necesita tomar la medición de la corriente.

Que usualmente es cuestión de unos botones, o el añadir una resistencia extra en los puertos, para luego proceder a conectarlo en la fuente de energía y el receptor de corriente.

A partir de acá, el medidor arrojará el dato y se podrá saber con exactitud la intensidad de la corriente en el circuito estudiado.

¿Para qué sirve el amperímetro?

Como ya sabemos, el objetivo principal de un amperímetro es medir en tiempo real la intensidad de una corriente eléctrica que pasa a través de un circuito eléctrico convencional, medido en la unidad de amperios.

Sin embargo, este aparato puede ser utilizado tanto en laboratorios como en trabajos del hogar para poder chequear que algún artefacto eléctrico o electrónico funciona debidamente.

Con el seguimiento de los parámetros del medidor, así como del circuito a estudiar.

De igual forma, pueden ser utilizados las versiones industriales de estos para instalaciones eléctricas de gran envergadura.

Como sería el entramado eléctrico de un edificio, una planta, una fábrica, e inclusive el surtido eléctrico de una ciudad.

Tipos de amperímetros

Los amperímetros pueden venir en una variedad de formatos, donde su funcionamiento interno puede variar así como la disposición de las resistencias.

Amperímetros magnetoeléctricos

Estos medidores son los convencionales, que funcionan a base de una bobina conectada con resistencias al circuito para poder obtener el dato necesario en forma de miliamperios en su mayoría.

Aunque, pueden trabajar con medidas mayores si se utilizan resistencias especiales.

Estos aparatos pueden ser conseguidos fácilmente y en su mayoría son de uso particular, ya sea para poder reparar uno mismo aparatos electrónicos en su hogar, así como también para los aficionados a la electricidad.

Amperímetros electromagnéticos

Estos amperímetros se diferencian de los anteriores por su bobina que posee menos vueltas pero secciones más amplias que las bobinas magnetoeléctricas.

Esto obliga al aparato a requerir de una intensidad mucho mayor en la corriente del circuito para poder obtener una lectura.

Usualmente, la potencia requerida por estas herramientas es de 2 voltios, y de igual forma para poder detectar una caída de tensión estas tienen que ser altas.

Además, estar comprendidas en el rango del amperímetro electromagnético a utilizar.

Usualmente, estos aparatos utilizan un rango que está comprendido entre los 0,5 A hasta los 300 A, aunque hay algunos que poseen un rango menor, brindando mayor precisión de medida.

Importancia del amperímetro

La importancia de esta herramienta a la hora de hacer un trabajo o investigación es gigante.

Pues esto ha permitido a las personas conocer más sobre el comportamiento de las corrientes eléctricas, así como de los campos magnéticos y sus relaciones.

Además de esto, es una herramienta de uso diario que nos puede permitir saber muchas cosas de nuestros aparatos electrónicos y eléctricos.

Para así poder hacerles servicios y repararlos, así como el mantenimiento de surtidos enormes de energía para poblaciones enteras.

De modo que su trayectoria a través del tiempo y su importancia quedan remarcadas en la sociedad humana como un baluarte de lo que la ciencia y la tecnología pueden lograr.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Amperímetro
Author Rating
51star1star1star1star1star

Deja un comentario